Recent update

Subscribe to RSS feed

¿Te suena el bar Sacacorchos?

enero 10th, 2010 by ilochi

Está nevando. Por la ventana de mi habitación veo los copos caer, imagino el frío roto del exterior y me acurruco entre las sábanas para no dejar escapar el calor de mi cuerpo y el suyo. Guillem ya se ha ido. He confiado en él, le he contado todo. Creí que debía decírselo, creí necesitar decírselo… Y así fue. Por suerte, se lo ha tomado mejor de lo que esperaba.

-Debió enterarse de que nos volvimos a encontrar y por eso, borracho de celos, ha decidido acabar con todo. La carta de Neruda, aquel hombre de aspecto desaliñado y feroz, el coche negro a la salida de la Facultad… lo planeó todo, y le salió mal.

-Irene, Toni ha fallado una vez, y de qué manera… pero no volverá a perder. Sobradamente sabes de lo que es capaz, y más si descubre que seguimos juntos pese a todo.

Las palabras de Guillem venían cargadas de razón. Tumbada sobre la cama, mi cabeza da vueltas sin parar, como tratando de hallar la solución a mis problemas en un mar de archivos confusos. De pronto suena el teléfono:

-Profesora Irene, ¿es usted?

-¿Javier? –respondo sorprendida.

-El mismo que viste y calza. Verá, la llamaba porque…

-Pero Javier, por favor, tutéeme.

-¡Oh! Sí, por supuesto. Verás, emm… ¿te suena el bar Sacacorchos?

Cómo si me acabaran de clavar una estaca ardiendo entre pecho y espalda, mi respuesta se reduce a silencio.

-¿Irene? ¿Sigues ahí? –pregunta extrañado.

-Emm… sí, sí, aquí estoy. Mira, Javier, te agradezco mucho la llamada, pero es que ahora mismo me pillas saliendo de casa y no tengo mucho tiempo, ya hablaremos. Adiós.

El Sacacorchos ¡Dios! ¡Cómo olvidar ese nombre! Cuantas noches he pasado a las puertas de ese tugurio esperando a Toni, que borracho saliera para marcharnos a casa. Pero, ¿por qué demonios el detective lo conoce? No me gusta  nada todo esto… El Sacacorchos es vía directa con el fiambre, con Toni, y por supuesto, conmigo. No puedo permitirles atar cabos, llevarles hasta mí es un suicidio. Tengo que hablar con Toni, debemos de negociar, ese mal nacido me tiene que sacar de ésta. Si no quiere que le acuse de intento de homicidio, además de muchas otras cosas, tendrá que colaborar. Le echaremos toda la culpa al yonki. Él fue quien colocado hasta arriba, obsesionado desde la distancia conmigo, vino hasta mi despacho y al ver que no estaba y sentir que no me tendría jamás, se suicidó clavándose un abrecartas. Una historia muy gore, que ya todos imaginaban tratándose de él.

Marcando el número, decidida a darme cita con él, me estremezco. No sé si estoy haciendo lo correcto, sin embargo, no me queda otra, la cosa se está poniendo negra.

Un tono, dos tonos, tres tonos…

-¿Irene?

-Sí Toni, soy yo.

Posted in General | | | 0 Comments


Leave a reply



¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 9 4 ?
 
  • Nuestro calendario

    enero 2010
    L M X J V S D
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  •